Desenfocado, el weblog

0 comentarios

Minicrónica Salonera

Es tan mini que ni será crónica.

Eso se lo dejo al buen hacer del gran Alberto Benavente, que se está marcando en Zona Negativa una mejor cobertura del Salón del Cómic (leedlo por aquí), así que yo me limitaré a hacer algunas fotos que podréis ver en mi Tumblr y en mi (a mi pesar) Instagram.

De momento, todo bastante bien. Fue un placer conocer al fin a Peter Milligan y descubrir que es un british de los más simpático. Ah, y el stand de ECC Ediciones ha quedado de foquin moder y tal. Pasaos y echad un vistazo, que saludamos y no mordemos.

Y ahora, duchita y a por el segundo día salonero, que ir en pijama no queda demasiado bien… oh, wait

1 comentarios

Dirección: Salón del Cómic

Ya he perdido la cuenta de las veces que he hablado sobre el Salón del Cómic de Barcelona en este blog.

Mañana empieza la 31ª edición y será la segunda vez que esté anclado en un solo punto del recinto en lugar de pegarme carreritas al aeropuerto y a perseguir a autores perdidos (¿hola, Manu Larcenet?), pero todo sea por promocionar a ECC (¡Comprad, malditos, comprad!).

No sé si haré la crónica salonera de otros años, ni si podré hablar de otra gran victoria del Barça previa al Salón, pero intentaré que estos cuatro días sean memorables. O al menos agradables.

Lo bueno es que viene Peter Milligan, uno de mis guionistas favoritos y autor de Shade, el Hombre Cambiante, el primer cómic que traduje de forma profesional.

Shade

Shade, en su trono.

Ya os contaré qué tal. Pero ahora sólo dos palabras se repiten en mi cabeza: Piano Bar.

Nos vemos

2 comentarios

Ché Bella

Hay cosas que me cuestan horrores.

Hacer buenos retratos es una de ellas. Yo lo sigo intentando y, a veces (sólo a veces), quedo satisfecho con el resultado. Y es entonces cuando me topo con otro problema: el de la selección. Hay fotos que funcionan muy bien por sí solas, pero que a veces no lo hacen tanto en los trípticos que conforman cada In Black que hago. Ahí intento que la selección capte un poco la personalidad de la persona a la que fotografío y que, al mismo tiempo y si es posible, tengan cierta narrativa y lógica interna.

Y esa dificultad a la hora de elegir las fotos fue la que tuve cuando me tocó hacer lo propio con las fotos de Tiziana, mi bella y tímida amiga italiana (y que además es la esposa de Roger, otro InBlackeado). Había muchas fotos que me gustaban y tuve que optar por una selección (esta, esta y esta), sacrificando algunos retratos que me gustaron mucho.

Así que, por primera vez, he decidido mostrar algunos de los descartes de una sesión In Black , y es que no quería que os quedarais sin ver lo bien que quedó Tiziana en muchas fotos. Espero que os gusten…

(Pinchar en las imágenes para ampliarlas)

Y ahora, a pensar en la próxima sesión…

0 comentarios

De Lujo

Para mí, el lujo son las experiencias.

Experiencias como, por ejemplo, ir al Almería Teatre a ver Com dir-ho (la última obra de Benet i Jornet) y disfrutar en primera fila de las espléndidas actuaciones de Jordi Boixaderas (lo habitual) y de Clàudia Benito (una grata sorpresa). Imposible contar nada sin destripar la obra. Sólo diré que este encuentro entre un profesor y su alumna en una tarde de tormenta va ganando en intensidad a lo largo de los 70 minutos de la obra. Muy recomendable.

comdirho

Alumna y profesor en plena conversación.

El lujo también puede consistir en descargarte la última creación de Brian K. Vaughan y Marcos Martín en forma de cómic y degustarlo un domingo lluvioso en casa, perdiéndote en esa cascada de páginas dobles que se ha marcado Martín, optimizadas para tablets y que son pequeñas obras de arte, mientras te adentras en ese mundo de futurista que también habla de algo que empieza a escasear y que se está convirtiendo en un lujo: la privacidad. Y sí, se puede descargar gratis, pero estas iniciativas hay que financiarlas. Aquí encontraréis los detalles.

PrivateEye

Pues claro que me gusta, hombre…

Y no podríamos hablar de lujo sin referirnos a los pequeños lujos de la gastronomía. Porque eso es lo que pueden ser experiencias como la de acudir a la pizzería de Fabián Martín, todo un crack de la cocina. Un tío intenso y que transmite su amor y su pasión por lo que hace, pero que al mismo tiempo huye de discursos impostados y resulta de lo más humilde y cercano. Todo un lujo el poder degustar sus creaciones, conocerle de cerca, charlar con él largo y tendido, y poder fotografiarle. Si vais, dejaos llevar por la experiencia del Menú Sorpresa. Fabián no os decepcionará, palabra.

¡Grande, Fabián!

Pero el mayor lujo de todos es el poder compartir todo esto con mi mujer y ver esa sonrisa tan preciosa en su cara. (Vale, quizás lo del cómic no tanto, pero ya nos entendemos…) Ella es la que hace que todo, absolutamente todo resulte mucho mejor y se disfrute mucho más. Sobre todo un domingo de remoloneo y sábanas removidas.

Así, sí.

4 comentarios

Black & Tonics

El alcohol y las fotos no casan demasiado.

O casan demasiado bien para desinhibirse si estás delante de la cámara. Pero no es nada aconsejable si te toca estar detrás de ella, pues la cosa puede desmadrarse un poco y ocurren accidentes. Y es que ya lo decía Stevie Wonder: Don’t drink and shoot. O algo así.

En fin, que no sé hasta qué punto fue una gran idea juntar una mañana dominguera de aperitivo, seguida de una buena comida y una larga sobremesa algo etílica, con una sesión de fotos.  Si la cosa mereció o no la pena lo podéis decir vosotros entrando desde hoy hasta el viernes para ver el In Black que le hice al gran Jordi. Y sí, esta vez sin su querido Lluc.

DosSuperDos_C

Dos Super Dos

También se colocó delante de la cámara el amigo Roger, pero me temo que tendré que negociar largo y tendido para que las fotos menos comprometidas puedan ver la luz un día de estos. O la semana que viene, ya que estamos.

Ay, la resaca fue tremenda, pero yo ya firmaría para tener más tardes de domingo como esa…

Páginas:«1...78910111213...218»