Desenfocado, el weblog

4 comentarios

Bill Cunningham

Toda pasión conlleva un peaje.

Esta fue la idea que se me quedó más grabada después de ver el documental Bill Cunningham New York, una cinta que me dejó con un regusto muy amargo, pues destila tristeza por los cuatro costados.
Pese a ser un evidente homenaje al fotógrafo neoyorquino que más (y diría que mejor) ha retratado y capturado la moda callejera, el documental muestra a un octogenario de vida casi monacal y que ha vivido por y para retratar la moda y la belleza femenina. Única y exclusivamente, sin otros intereses ni distracciones. Y el peaje que ha pagado por ello es una vida solitaria y apartada del mundo, algo bastante irónico teniendo en cuenta que Cunningham es un fotógrafo eminentemente social.

Foto: First Thought Films / Zeitgeist Films

Hablamos de un icono de la fotografía fashionista, alguien que podría nadar en la abundancia y que, en lugar de eso, vive en un estudio del Carneggie Hall lleno de archivadores, sin armarios y sin lujos. O, mejor dicho, vivía, pues ese es uno de los acontecimientos que relata el documental: el desalojo de los pocos arrendatarios que quedaban viviendo en los estudios de ese conocido edificio de Nueva York.

Hablamos de un hombre que va vestido con chaquetas de barrendero, que no disfruta de ningún lujo, ya sea culinario, de vestuario ni de ningún tipo. Hablamos de un hombre conocido por todos pero al que nadie conoce íntimamente.

No sé. Quizás fue el día en que vi el documental pero, tal y como he dicho al principio del post, me dejó una sensación brutal de tristeza: la de estar viendo a un hombre que se ha entregado a una causa y que se encuentra viejo y solo.
Pero quizás él esté orgulloso de ello. Al fin y al cabo, ha logrado ser considerado un visionario y un icono. Yo no sé si eso me compensaría.

En fin, que si os interesa, aquí tenéis el trailer. Y seguro que la podéis encontrar por ahí.

4 comentarios

  1. Manolo Perez |

    Es curioso como la pasión por algo nos hace perder el norte….

    Yo creo que a este señor le ha pasado eso, se centró en su pasión y no cuidó lo demás. Yo sé que a mi no me compensaría…

    Saludos

    Responder

Deja un comentario